La terapia puede ser beneficiosa para cualquier persona con dificultad para gestionar sus emociones o que está atravesando un momento personal de licado, ya sea por un cambio vital, una ruptura emocional o un duelo. También es indicada para cualquier persona con ganas de acompañarse en diferentes procesos en la vida: reorientación profesional, deseo de separarse de una pareja, enfermedad o simplemente está interesada en su propio crecimiento personal. Si tienes dudas, puedes contactarme para una consulta inicial.