Conceptos en terapia: introyectos

Conceptos en terapia: introyectos

La introyección es un mecanismo neurótico mediante el cual incorporamos dentro de nosotros mismos, patrones, actitudes, modos de actuar y pensar que no son verdaderamente nuestros. (Fritz Perls)

«Debes ser bueno con los demás», «no eres suficientemente bueno/a»,  «si no trabajas duro eres un vago», «tienes que complacer a los demás para que te quieran», «el sexo no está bien visto, tienes que esconderlo», «para que te quieran debes hacer reir», «debes respetar siempre a los mayores», «cuanto más trabajes, mejor», «debes ser educado/a» y un interminable etc.

couvEstos son algunos ejemplos de introyectos. Los introyectos proceden de lugares diferentes, pueden tener su origen en el hogar a través de la actitud de las personas con las que se ha criado cada uno, pero también la escuela, el barrio, la ciudad, la cultura… Los más importantes suelen venir de las personas que más queríamos durante nuestra infancia.

No todos los introyectos son nocivos para la persona, sin embargo, en terapia solemos desvelar los conceptos que le duelen al paciente y que ha interiorizado. Éstos son los que no están beneficiando el buen desarrollo.

Por ejemplo, una persona que ha crecido en un entorno donde se le ha enseñado, aunque sea subliminalmente, que tener estudios es importante hasta el punto en que sin ellos uno no vale nada, puede sufrir mucho si por lo que sea no consigue terminar una carrera en la Universidad. Rebelarse al introyecto sería no querer estudiar y ponerse a trabajar muy temprano, para alejarse de lo que apremia la familia. Esto último también puede acarrear sufrimiento, porque se sigue teniendo como referente la ley familiar y por lo tanto se siente su peso.

mecanismos-de-defensa

Este es un ejemplo más o menos sencillo, pero explica la fuerza que ejerce el patrón familiar (o de otro ámbito en el que hayamos crecido) en las elecciones que hacemos en nuestra vida.

Es interesante ver cómo a veces los introyectos son «subliminales»,  el mensaje entonces está implícito en la actitud del familiar y así se pega en el inconsciente del niño. Por ejemplo, un padre que no mira nunca a su hijo o hija, que le presta poca atención o ninguna, puede provocar el desarrollo de un introyecto en el niño y más tarde en el adulto como «yo no soy importante», un introyecto como este puede desestructurar mucho la vida de una persona, ya que conlleva muchos problemas en las relaciones.

Parte de la terapia Gestalt se dedica a localizar estos introyectos, de manera que el paciente pueda ver el mapa que lo ha guiado en su vida. Una vez tiene los patrones a la vista, puede observar cómo le han afectado y decidir si desea seguir aceptándolos o, por el contrario, quiere crear una nueva forma de vida.

Por | 2018-02-14T16:49:47+00:00 febrero 26th, 2013|Terapia|7 Comentarios

About the autor:

Humanista, madre, terapeuta e integradora de sueños, curiosa insaciable, con la voluntad y el proyecto de acercar a las mujeres a su despertar espiritual y de abrir a las personas la visión de los sueños como aliados personales y colectivos.

7 Comentarios

  1. Mireya 20 junio, 2013 en 10:23 pm - Responder

    La semana pasada escuche a una joven mama decirle a su nina que inocentemente se levantaba la falda mientras giraba sobre su piecito, «bajate la falda!!!!!! Te van a ver los chones». Me dieron tantas ganas de decirle tantas cosas……. La pregunta es: La nina se va a traumar desde pequena por esa idea que la mama le impuso o estoy siendo exagerada por pensarlo? . Le agradeceria su respuesta u opinion, gracias.

    • carolinapodio 21 junio, 2013 en 7:31 am - Responder

      Hola Mirreya, yo me he hecho esa pregunta también al ver situaciones parecidas a la que describes. Efectivamente la que lleva el introyecto y lo está trasmitiendo a su hija es la madre y el introyecto podría ser «te tienes que avergonzar de tus genitales» o «nadie debe ver tus genitales» o «eso que tengo ahí es feo o malo, etc.» (porque mamá se asusta si otros lo ven). Por los signos de exclamación imagino que no fue dicho con cariño, sino que la mamá estaba alarmada, toda la información no verbal es importante. La niña leyó que algo malo ocurría con ella para que su madre se pusiera así y ella era el foco, con lo que aprende que para que mamá la quiera debe recordar lo que mamá le ha transmitido. El tema es que eso no se da una sola vez, mensajes como ese suelen repetirse a lo largo de la infancia, mientras la nena haga pipí en la calle y se exponga a las miradas agenas.
      Alguien puede pensar que de ser así los papas y mamas no podrían casi dirigirse a sus niños, la verdad es que es muy complicado. El introyecto es algo que se ha interiorizado desde la infancia y que perjudica el sano crecimiento y desarrollo del niño que será persona, a más conciencia parental, menos peligro, así es. Un saludo Mireya.

  2. Mireya 21 junio, 2013 en 9:57 pm - Responder

    Entonces lo que le dijo la mama es correcto o le va a causar un trauma para toda su vida?

    • carolinapodio 22 junio, 2013 en 11:02 am - Responder

      Yo pienso que sería temerario afirmar que eso «la traumará para toda su vida», ni si quiera los abusos en todos los casos trauman para toda la vida…, sin embargo es muy posible que la actitud de su madre determine la visión de sí misma (de la niña) hasta que sea ella la que revise y se de cuenta de los pensamientos y creencias que la favorecen y los que no. Cada persona es un mundo y no sabemos los recursos interiores de que dispone cada cual, a unos niños les afectarán más unas cosas que otras.

  3. Emmanuel 12 junio, 2014 en 11:04 pm - Responder

    A mi una psicologa me dijo que tenia un introyecto femenino no se que me quiso decir con eso y tambien que tenia personalidad disociada. A decir verdad lejos de ayudarme con su » diagnostico» me hundio mas.
    Que me aconseja? eso significa que estoy loco?bipolar?

    • carolinapodio 13 junio, 2014 en 9:51 am - Responder

      Hola Emmanuel, gracias por tu comentario. De un lado los introyectos no poseen género, puede que se refiriera a que habías «tragado» alguna norma por la parte femenina de tu familia o entorno. Del otro lado, tal y como lo explicas, si realmente la cosa fue así, como que te lanzó un diagnóstico como ese a lo bruto, pues no me parece muy profesional por su parte.
      A medida que me llegan más casos derivados de la psicología convencial, y no digo que toda sea mala, me sorprendo de cómo se encargan de empeorar a las personas en lugar de acompañarlas en sus procesos. No sé de qué ciudad o lugar me escribes, si desearas una consulta por skype puedes contactarme desde el botón contacto del blog o en mi web.
      Un abrazo
      http://www.gestaltbcnterapias.com

  4. […] Después de este primer año o año y medio, máximo dos, empieza para mí el fascinante y desconocido mundo de la educación infantil, de la que, como os decía, no sé absolutamente nada y tengo que basarme en una intuición que entra en contradicción con lo vivido por mí en la infancia y también con mis queridos introyectos. […]

Deje su comentario

Los datos de carácter personal que me facilitas mediante este formulario quedarán registrados en un fichero de Carolina Podio, con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog. Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la política de privacidad. Puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en contacto@carolinapodio.com

Acepto la política de privacidad *

Acepto la política de privacidad, así como la inclusión de datos en un fichero de titularidad de Carolina Podio con la finalidad de atender mi solicitud. *